Este contenido está relacionado con las siguiente etiquetas:

Rob Riemen en ESADE: “Estudiar Humanidades te permite ser libre, amar, crear y cultivar la decencia colectiva”

“Una sociedad no puede basarse exclusivamente en criterios mercantilistas y valorarlo todo según su utilidad o beneficio. Debemos cultivar nuestra vertiente espiritual”, ha apuntado el escritor Rob Riemen durante la lección inaugural del curso 2018-2019

ESCUCHA EL PODCAST

Rob Riemen, escritor y fundador del Nexus Instituut, ha iniciado su discurso inaugural, para la apertura del curso académico 2018-2019 de ESADE, con una cita de George Orwell, quien afirmaba que “combatir el fascismo es defender la decencia colectiva de la sociedad”, un concepto sobre el que ha vertebrado su discurso "La inteligencia, la ignorancia y la inflación de la educación superior" ante alumnos y profesores de ESADE.

A partir de este concepto, Riemen ha reflexionado sobre la importancia de la educación, especialmente en el ámbito de las Humanidades, para formar ciudadanos libres y con un importante sentido de la justicia. Las Humanidades, para Riemen, representan los estudios más destacados para desarrollar esta decencia colectiva, en contraste con otras vocaciones más enfocadas a aspectos utilitarios y prácticos como serían las ciencias puras. Estas últimas, para Riemen, son las que más promueve la sociedad capitalista en la que vivimos, que prioriza la utilidad y el beneficio frente a los sentimientos y la belleza. “Una sociedad basada en el utilitarismo, es más propensa a caer en conductas propias del fascismo” —según Riemen— “Las Humanidades nos permiten pasar de una democracia de masas a una democracia con todo el sentido de la palabra”, ha sentenciado.

Cuidar el espíritu

“Sócrates y Van Gogh compartían su interés por las Humanidades”, ha apuntado, “siendo conscientes que lo que nos hace diferentes al resto de criaturas es que tenemos una vertiente espiritual que debemos cultivar y desarrollar”. Para el escritor holandés, lo más importante es cultivar nuestra alma, pues la sabiduría es lo que nos permite “cuidar las amistades, amar, crear belleza y dar respuesta a nuestras preguntas más íntimas”. En este sentido, Riemen considera que la poesía, la música o la pintura son las mejores maneras de expresar lo que sentimos y comprender a los demás.

Para Riemen, es esencial perseguir la grandeza de espíritu. “Por el bien de la humanidad, para prevenir el retorno del fascismo y por el bien de Europa y de tu alma, debemos hacer prevalecer las Humanidades”, ha apuntado.

El papel de las instituciones educativas

El director general de ESADE, Koldo Echebarria, ha inaugurado su primer curso académico en el cargo y, en su intervención, ha destacado que “ESADE debe hacer su contribución al bien común y trabajar por una sociedad más justa, libre y digna” y, en línea con el discurso de Riemen, “los beneficios empresariales no deben ser un fin sino un medio para construir una sociedad mejor”.

En este sentido, Echebarria ha defendido la necesidad de cuestionar los paradigmas de la sociedad actual, preguntándonos si realmente son justos y benefician a todo el mundo. “Nuestro éxito o fracaso dependerá en la medida que seamos capaces de transmitir la decencia colectiva a nuestros alumnos y cultivar valores como la dignidad, la solidaridad y la justicia social”.

Durante el acto de apertura de curso, Rob Riemen ha estado acompañado por el director general de ESADE, Koldo Echebarria; Joaquín Uriach, presidente del Patronato de la Fundación ESADE; y por Josep Maria Garrell, rector de la Universidad Ramon Llull.

+