Este contenido está relacionado con las siguiente etiquetas:

Jorge Gallardo, presidente de Almirall: “En una empresa familiar, es más importante asegurar la gobernanza que mantener el cien por cien de la propiedad”

“Nuestro consejo de administración está compuesto por una elevada proporción de consejeros independientes y permitimos que participen en él solo aquellos miembros de la familia que aporten valor”, ha comentado Gallardo

“En una empresa familiar es más importante asegurar la gobernanza que mantener el cien por cien de la propiedad”, ha explicado esta mañana Jorge Gallardo, presidente de Almirall, durante la segunda sesión del XII Ciclo de conferencias ESADE Deloitte “Retos y oportunidades de la empresa familiar”, unas jornadas que han reunido ya a muchas de las empresas familiares de nuestro país y que suponen una oportunidad de debate y análisis de los retos y desafíos de estas compañías. En opinión de Gallardo, la clave del éxito de esta farmacéutica, que cotiza en bolsa desde 2007, es “la profesionalización de la familia”: “Nuestro consejo de administración está compuesto por una gran proporción de consejeros independientes, muchos de ellos internacionales, y permitimos que participen en él solo aquellos miembros de la familia que aporten valor”. “En Almirall ya se ha incorporado la tercera generación; seis profesionales que ocupan distintos puestos en diferentes áreas en relación a su preparación: en farma, en hospitales, en consejo familiar, en inversiones o en filantropía. Cada empresa familiar encuentra la combinación más adecuada en este sentido, y, en el caso de la familia Gallardo, lo ha realizado con gran éxito”.

Innovación e internacionalización

En su intervención, el presidente de Almirall ha hecho un repaso a los más de 75 años de historia de la compañía que ahora dirige, que ha estado jalonada de compras y adquisiciones de medicamentos y compañías, y que se ha detenido especialmente en dos aspectos clave en su evolución a lo largo de todo este tiempo, la innovación real y la internacionalización. “Basamos nuestro modelo de negocio en la investigación y el desarrollo internos, y el acceso a nuevos productos de otras compañías internacionales —ha especificado—. De esta forma podemos estar presentes en más de 70 países a través de 13 filiales y una red estratégica de colaboraciones”. “Para asegurar la continuidad de una compañía como la nuestra tienes que mantener un pie en el mercado nacional y poner el otro fuera”, ha indicado.

De cara al futuro, Jorge Gallardo confirma su apuesta por la digitalización de la compañía y la especialización hacia la lucha contra las enfermedades dermatológicas, una fórmula “que le permitirá seguir creciendo internacionalmente e invirtiendo en innovación”. Para el presidente de Almirall, este objetivo no sería posible sin los trabajadores y especialistas adecuados. “Somos una empresa familiar, y por tanto más resilientes y con una mirada más a largo plazo. Nuestro sistema se basa en la proximidad y es clave en la atracción del talento”.

Esta segunda sesión del XII Ciclo de conferencias ESADE Deloitte “Retos y oportunidades de la empresa familiar” también ha contado con la presencia de Pedro Navarro, patrono de la Fundación ESADE; Raimon Ripoll, socio director de Cataluña, Aragón, Baleares y Andorra de Deloitte, que ha reconocido a Almirall como “un ejemplo de evolución y adaptación”, y de Alberto Gimeno, profesor del departamento de Dirección General y Estrategia de ESADE, para quien la compañía que dirige Jorge Gallardo “responde a un modelo que combina lo mejor del mundo de la empresa familiar y lo mejor de las corporaciones cotizadas con accionariado disperso”.

 

 

+