Este contenido está relacionado con las siguiente etiquetas:

Esade emprende nuevos retos para los próximos cuatro años y renueva su imagen de marca

Las prioridades serán invertir en talento y conocimiento digital, potenciar el impacto social, intensificar la internacionalización y generar recursos económicos para invertir en innovación

El sector de la educación superior está inmerso en un proceso de transformación. Para enfrentarse a estos retos, Esade ha desarrollado su nueva Estrategia Do Good. Do Better 2019-2023 en la que establece las prioridades para los próximo cuatro años: invertir en talento y conocimiento; potenciar el impacto social; intensificar la internacionalización, y generar recursos económicos para invertir en el futuro. En paralelo, este plan contempla una línea de actuación que aborde iniciativas que la institución quiera prototipar. Además, Esade afronta esta nueva etapa con la creación de una nueva identidad visual e imagen de marca.

“Nuestro propósito para 2028 es estar a la vanguardia de la transformación educativa y ser una institución reconocida internacionalmente por nuestra excelencia académica, metodología innovadora e impacto en la sociedad”, ha destacado el director general de Esade, Koldo Echebarria.

En los próximos años viviremos una transformación sin precedentes en la que se identifican cuatro grandes olas de cambios. Por un lado, la disrupción digital y la democratización del acceso al conocimiento están ya redefiniendo el escenario educativo. Por otro lado, la evolución del mercado laboral avanza con más celeridad que el sistema educativo. En este sentido, Echebarria ha afirmado que “el contexto actual nos exige perfiles con nuevas competencias tecnológicas, multidisciplinares, que combinen conocimiento de negocio con capacidades técnicas y analíticas”. 

Por último, los alumnos buscan una experiencia educativa diferente a la tradicional: La forma de entender la educación superior no es la misma que diez años atrás. La movilidad internacional va en aumento y aparecen nuevos actores en el sector y nuevas geografías como Asia.

Transformación digital, internacionalización e impacto social

ESADE inicia esta primera etapa bajo la guía de una nueva estrategia 2019-2023 que recibe el nombre “Do Good. Do Better”. La hoja de ruta para los próximos años diferencia un plan, que concentrará los retos más relevantes de la institución, y una agenda, que permitirá desarrollar, de manera continua y más dinámica, iniciativas más disruptivas y emergentes que Esade quiere prototipar. Para llevar a cabo este plan, Esade contempla una inversión total durante los cuatro años de 42M€, 9 de ellos durante este año académico 19-20.

Uno de los retos será innovar en programas y metodologías, creando una experiencia educativa diferente y realizando una importante apuesta por la innovación y el formato digital. En esta línea, Esade Executive Education ha impulsado el nuevo modelo de masters híbridos (Programas in·on), que combinan asignaturas y servicios en formato on-line (60%) y presencial (40%). En su primera edición el programa ha contado con alumnos procedentes de América Latina, Estados Unidos y España. Del mismo modo, se impulsará la innovación y la reforma de los grados con una oferta más flexible y de calidad. 

El proceso de expansión internacional seguirá siendo otra de las prioridades. Para ello, Esade pretende reforzar el inglés en toda su oferta formativa, con Europa como mercado principal, así como reforzar las más de 185 alianzas y acuerdos de intercambios de estudiantes con otras instituciones académicas, poniendo el foco en EE UU y en Asia. La captación internacional de talento seguirá siendo otra de las apuestas de la escuela. Actualmente, Esade cuenta con más de 100 nacionalidades representadas en el aula y el interés de los alumnos internacionales por estudiar en la escuela ha crecido un 173% desde 2015. 

Por otro lado, Esade quiere seguir contribuyendo a la creación de un futuro mejor formando responsables comprometidos con la sociedad. Para ello, el plan estratégico prevé potenciar la atracción de talento diverso al aula, así como incrementar las becas y el volumen global de donaciones, pasando de los 2M€ en el curso 18/19 a los 3,6M€ para 22-23.

Para todo ello, la escuela prevé mejorar sus capacidades corporativas con procesos de gestión más eficientes que permitan generar recursos para invertir en el futuro. Además, en los próximos cuatro años, Esade espera incrementar un 30% sus ingresos netos. 

Do Good. Do Better

Paralelamente, Esade renueva su imagen corporativa, recuperando gran parte de sus orígenes, para apoyar su nueva estrategia de posicionamiento en el mercado nacional e internacional. La nueva marca pretende recuperar la misión fundacional de la escuela de negocios para adaptarse a los retos de un contexto en constante cambio y reforzar su compromiso social. Bajo el eslogan “Do Good. Do Better”, el nuevo posicionamiento global de marca de Esade destaca el compromiso con la creación de una sociedad más justa y próspera, desarrollando al máximo el potencial de la escuela y de los alumnos que salen de las aulas.

El nuevo logotipo deja atrás el acrónimo para destacar el nombre de Esade y así potenciar aún más la marca. Para enriquecer el sistema visual de la misma se ha creado una tipografía propia basada en el logotipo, que permite mantener una coherencia visual en todos los puntos de contacto y, además, se ha ampliado la paleta de colores, abanderada por el azul marino y complementada por una variedad de colores que proporcionan más dinamismo y mayor sofisticación en entornos digitales.

Esade Law School innova e internacionaliza su formación

Esade Law School se abre a alumnos internacionales con un nuevo grado completamente en inglés. El Grado en Global Governance, Economics & Legal Order se ha estrenado durante el curso 18-19 con 58 alumnos, 57% de procedencia internacional. Además, la Facultad de Derecho internacionaliza la formación de los abogados que estudian en Esade, con un nuevo MUA+LLM que se podrá cursar en universidades de prestigio a nivel global como Penn Law, Forham University, Cornell University o Cardozo Law School en Estados Unidos. El objetivo es preparar a los estudiantes para un mercado laboral global con salidas profesionales que incluirán desde organizaciones internacionales a think tanks pasando por empresas multinacionales. 

Por otro lado, Esade Law School introduce la tecnología en la formación de los futuros juristas, tanto con asignaturas de lenguaje de programación en el grado en Derecho, como con nuevos programas de legaltech.

+