Acerca de

En el marco universitario del mundo entero, es frecuente dar un tratamiento diferencial y específico al estudio de algunos temas que destacan por la importancia de sus contenidos o por su relevancia pública. En estos casos, una de las opciones preferentes y más prestigiadas es la creación de una cátedra. Entendemos, pues, que esta es una unidad académica de excelencia.

En las sociedades contemporáneas, la cohesión social y el logro del bienestar y el progreso se relacionan con la solidez de las instituciones y la articulación armónica de las relaciones entre los diversos actores que protagonizan la acción colectiva: empresas, gobiernos, organizaciones y movimientos sociales. 
   
   
La Cátedra Liderazgo y Gobernanza Democrática de ESADE se propone desarrollar un programa que permita profundizar en los interrogantes que se plantean en torno a esta temática.

La Cátedra tiene la vocación de promover un foro de diálogo permanente entre las organizaciones (empresas, administraciones, ONG) y los actores (empresarios, directivos, representantes políticos, sociales, cívicos, sindicales, etc.) que en la actualidad asumen de manera comprometida y responsable los retos y desafíos de gobernar un mundo a la vez global y local.

Asimismo, quiere asumir el reto de estudiar y promover formas innovadoras de liderazgo adecuadas a nuestros entornos complejos.


Liderazgo

El buen funcionamiento de estos actores e instituciones depende, en gran medida, de la calidad de sus directivos, de su visión personal y de su capacidad de generar proyectos que entusiasmen, y de hacerlos realidad.  

Así pues, es fundamental analizar las características del liderazgo en la sociedad actual y las condiciones que deben promoverse para que surjan directivos con capacidad de visión y de movilización. 

Es necesario observar las características específicas de tres tipos de liderazgo, el liderazgo empresarial, el liderazgo público (político e institucional) y el liderazgo social, con sus similitudes y diferencias en competencias, valores, etc. Es preciso analizar y potenciar los caminos de relación y articulación entre estos tres tipos de dirigentes. Hay que valorar las instituciones y sus reglas de juego como marcos de interacción entre los diversos tipos de liderazgo, y subrayar el papel de la calidad de dicha interacción en la fortaleza de las instituciones. Y hay que darse cuenta de cómo los líderes comparten la reflexión sobre el tipo de sociedad que queremos construir, y los valores con los cuales están comprometidos. 

 

Gobernanza democrática 

Actualmente, estas relaciones entre los actores que intervienen en la esfera pública se sitúan en un marco que va más allá del tradicional de los estados-nación, de los mercados nacionales o de la sociedad civil local. Aparecen también nuevos niveles de institucionalidad supraestatal y subestatal. Nos referimos a ellos con el nombre de gobernanza democrática.  

Forma parte de la noción de gobernanza la idea que ya no existe un único actor responsable del espacio público, sino que cada uno de los sectores tiene que asumir su protagonismo en las respuestas a los problemas colectivos. 

De este modo, surgen hoy visiones relacionales en que diferentes redes, de geometría variable, integran a actores públicos, privados y sociales, dotados de diversos tipos de legitimidad y de capacidad para producir estas respuestas, en marcos de colaboración y de contraste permanente de visiones. 


La presentación oficial
de la Cátedra tuvo lugar en ESADE Barcelona el día 8 de marzo 2006.

Memoria del curso 2010-11
 
Razón de ser de la Cátedra

  • Contacto