Learning by doing con el Grado en Derecho

El Grado en Derecho de ESADE se basa en una metodología práctica y experiencial, para que te formes en derecho aplicándolo. El derecho existe para resolver conflictos. Por eso, en ESADE apostamos por una metodología innovadora que, una vez establecidas las bases teóricas, te llevará a:


Resolver casos prácticos en clase, aplicando las bases jurídicas
que vayas adquiriendo.


Vivir experiencias formativas fuera del aula
: ligas de debate,
simulación de juicios, prácticas profesionales aquí o en el extranjero
y Moot Courts, entre otras.


Desarrollar habilidades imprescindibles para un abogado
,
como la oratoria, el razonamiento jurídico, la búsqueda de información
y jurisprudencia...


Learning by doing,
distinción Jaume Vicens Vives


Por su orientación al desarrollo de las competencias y habilidades necesarias para que los estudiantes puedan afrontar su actividad profesional.

METODOLOGÍA PRÁCTICA Y APRENDIZAJE EXPERIENCIAL

Donde trabajarás en grupos reducidos y de forma participativa todo tipo de temas del derecho y de la actualidad jurídica. La interacción con tus compañeros y profesores será constante.
En clase debatiréis y resolveréis casos jurídicos reales proporcionados por despachos y departamentos jurídicos de multinacionales. Analizaréis la situación y argumentaréis posibles soluciones aplicando los conocimientos adquiridos en las clases y el razonamiento jurídico, que permite plantear argumentaciones jurídicas lógicas sin necesidad de aprender todas las leyes de memoria…

ESADE cuenta con una aula de simulación de juicios con el mismo sistema de grabación que tienen los juzgados y tribunales actualmente. Podrás simular y visionar audiencias previas y juicios reales de todo tipo de causas: divorcios, adopciones, estafas, EREs, espionaje industrial, casos de corrupción…

El objetivo de las simulaciones es que puedas preparar un juicio y realizarlo en un entorno similar al que te encontrarás cuando ejerzas de abogado, juez o fiscal.

Aprenderás a ser eficiente en la búsqueda de información, manejando fuentes y seleccionando la información clave para tu estrategia o argumentación legal.
En ESADE potenciamos el trabajo en equipo, ya que es el sistema de trabajo habitual en la realidad profesional: aprenderás a trabajar en colectivo por un objetivo común.
A lo largo de todo el grado trabajarás habilidades y competencias fundamentales para un abogado hoy en día: comunicación, oratoria, liderazgo, negociación, trabajo en equipo…
Para cerrar tu formación en Derecho en ESADE deberás resolver tres casos prácticos transversales, facilitados por nuestro Consejo Profesional y despachos colaboradores. Para resolver los casos deberás conjugar las distintas áreas que has ido estudiando para, al finalizar, presentar tu defensa frente a los abogados que los han proporcionado. Algunos casos que se han trabajado recientemente son Nike y Danone.

STUDENT FIRST

Student First es la nueva metodología educativa de ESADE, en la que los alumnos tomáis parte activa en la creación del conocimiento y participáis en un proceso de aprendizaje colectivo. Una de las grandes diferencias con los métodos tradicionales es que deberás llegar a clase con una preparación previa sobre el tema que se tratará en el aula. Es lo que se conoce como el Flipped Learning, que divide el aprendizaje en tres fases:
   

1. Preparar la clase

leyendo, investigando o visionando contenidos multimedia sobre los conceptos básicos del tema a trabajar.

 

2. Trabajo en el aula

compartirás los conocimientos adquiridos con tus compañeros y el profesor mediante debates, reflexiones y la resolución de casos, retos y proyectos.

 

3. Después de clase

profundizarás en la comprensión y la reflexión, podrás aplicar los conceptos adquiridos en otras áreas.

Ventajas del sistema Student First

 

01

Al tomar parte activa en el proceso, interiorizas los conocimientos de una forma más natural.
 

02

Cuando llegas a la clase, ya has detectado dudas y aquellos temas que te resultan más complejos, y puedes compartirlos y resolverlos más ágilmente.
 

03

Las clases son más enriquecedoras: te centras en aplicar los conocimientos y recibes inputs no solo del profesor sino de todos tus compañeros.
 

04

Te prepara para el futuro: aprendes a aplicar la teoría en diferentes circunstancias y a trabajar de forma colaborativa.
 

05

Estás más abierto a aprender cosas nuevas.